El camino de la insurgencia

Alfredo Ruiz Islas

Es el año 1810. Estás en Guanajuato, uno de los centros mineros más importantes de la Nueva España. Por todas partes se habla de un cura que se ha alzado contra la corona, don Miguel Hidalgo, párroco del pueblo de Dolores, quien al grito de “¡Mueran los gachupines!” ha logrado levantar a una muchedumbre.
Leer fragmento
Portada_Losinsurgentes